• Universidade de Burgos
  • Universidade do Algarve
  • Universidad de Leon
  • UNED
  • Universidad de Córdoba
  • Pablo Olavide
  • UNIA
  • Unicaja
  • Universidad de Málaga
  • Universidad de Jaén
  • Universidad de Almería
  • Universidad de Salamanca
  • Universidad de Huelva
  • Universidad de Granada
  • Universidad de Cádiz

El rendimiento variable de las acciones se produce por vías diferentes:

  • Por plusvalías, que se derivan de la diferencia entre el precio de adquisición y el precio de venta de las acciones.
  • Por el cobro de dividendos1, que son la parte del beneficio de las empresas que se distribuye entre sus accionistas como remuneración del capital invertido. El accionista puede recibir el dividendo en efectivo o en acciones de la empresa. No hay que perder de vista, por otro lado, que la parte de beneficios no distribuidos implica un aumento de valor, que puede obtenerse cuando se vendan las acciones.
  • Otras: venta de derechos de suscripción preferente en ampliaciones de capital o recepción de acciones total o parcialmente liberadas, reducciones de capital con devolución de aportaciones, primas por asistencia a juntas de accionistas, etc.

rv-02.png


1. En relación con los dividendos, es conveniente tener en cuenta la diferencia entre los dividendos a cuenta y los dvidendos complementarios. Los dividendos a cuenta son aquellos que la compañía acuerda entregar a sus accionistas antes de la finalización del ejercicio social. Dado que no se tiene todavía el resultado final del ejercicio, los mismos se calculan con base a la estimación del beneficio que realiza la propia entidad. Una vez finalizado el ejercicio, de existir beneficios suficientes y así acordarlo la Junta General de Accionistas (órgano encargado de aprobar las cuentas anuales de la compañía y la aplicación del resultado), los accionistas podrán recibir un dividendo complementario.