• UNIA
  • Universidad de Málaga
  • Pablo Olavide
  • Universidad de Jaén
  • Universidad de Córdoba
  • Universidad de Almería
  • UNED
  • Universidad de Salamanca
  • Unicaja
  • Universidad de Leon
  • Universidad de Huelva
  • Universidade do Algarve
  • Universidad de Granada
  • Universidad de Cádiz
  • Universidade de Burgos
  • uva
  • Universidad Pontificia de Salamanca

Adicionalmente, podemos distinguir los fondos en función de su estilo de gestión:

  • Estilo Crecimiento: Son fondos de renta variable donde el gestor tiende a centrarse en el potencial de crecimiento futuro de los beneficios, ventas, cash-flow, etc. de las sociedades en las que se invierte, frente al precio actual de la acción. El inversor busca más retorno por el aumento del precio de sus acciones que por los dividendos.
  • Estilo Valor: El gestor suele centrarse más en un precio bajo de las acciones, en la sostenibilidad de los beneficios y en un atractivo reparto de dividendos. El principio de gestión es el de la compra de acciones a un precio inferior respecto a su valor fundamental: beneficios, ventas, valor de sus activos, etc.
  • Pequeña/Gran Capitalización: El gestor se centra en empresas más pequeñas, en compañías de mayor capitalización o en una combinación de ambas categorías. Las compañías de menor capitalización se caracterizan por una volatilidad mayor (más riesgo) de sus cotizaciones.
  • Gestión Activa: Se caracteriza por la búsqueda del crecimiento a medio y largo plazo mediante las decisiones de gestión. El gestor considera que con su contribución es posible batir la rentabilidad del mercado, o con similar rentabilidad ofrecer un riesgo menor, o ambos objetivos a la vez.
  • Gestión Pasiva: El gestor se limita a replicar la composición de la cartera con la de un determinado índice bursátil, como puede ser el IBEX-35, con lo que los resultados obtenidos deben ser similares a los que obtenga el índice. Un gestor pasivo parte de la idea de que no se puede batir al mercado a medio y largo plazo. Si el fondo es totalmente pasivo, se le llama fondo indiciado.
  • Gestión mediante VaR (Value at Risk): El VaR es una medida de riesgo de mercado que estima la pérdida máxima que puede tener una cartera en un intervalo de tiempo con un nivel de confianza dado y bajo condiciones de mercado. En la gestión mediante VaR se puede ofrecer a los inversores una idea del nivel de pérdida que está dispuesto a asumir en el peor escenario previsible. El nivel de VaR actúa como mecanismo de control de riesgos. Se permite plena libertad de gestión, sin limitaciones por clases de activos y con el objetivo de seleccionar las carteras más eficientes.