Imprimir

Las consecuencias en caso de impago de la prima pueden resumirse como sigue:

El asegurador dispone de un plazo de 6 meses1, contados desde el vencimiento, para reclamar el pago de la prima debida, quedando extinguido el contrato si tal reclamación no se efectúa en plazo.

En el caso de que se abonen las primas antes de que el contrato se resuelva o se extinga, la cobertura reinicia su efecto transcurridas veinticuatro horas del día en que se produjo dicho pago.


1. Artículo 15 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro.