Imprimir

Son valores cupón cero emitidos al descuento, por lo que su rentabilidad se obtiene por diferencia entre el precio de compra y el valor nominal del pagaré que se recibe en la fecha de vencimiento.

Se trata de un instrumento a corto plazo. Los plazos más frecuentes son a uno, tres, seis, doce y dieciocho meses.

No suelen contar con ningún tipo de garantía específica, salvo la de la propia empresa.