Imprimir

En un sistema de reparto, las cotizaciones sociales de las personas que están en activo se destinan a cubrir las pensiones de las personas jubiladas.