Imprimir

Existen básicamente dos tipos de comisiones:

  • Comisión de mantenimiento: consiste en una cantidad fija anual (generalmente aplicable con carácter trimestral), cuyo importe concreto suele depender en la práctica del tipo de cuenta y del saldo medio anual.
  • Comisión de administración: se trata de una comisión que se aplica por la realización de una serie de operaciones o apuntes; las más usuales son por descubierto, por devolución, por gestión de órdenes de pago, por ingreso de efectivo en la cuenta de un tercero, por transferencias, gastos de correo.