Imprimir

Básicamente existen tres tipos distintos de remuneración:

  • Remuneración desde el primer euro.
  • Remuneración a partir de un saldo medio determinado.
  • Remuneración por tramos, donde el tipo de interés aplicable es creciente con el saldo medio de la cuenta, según distintos tramos o intervalos.