• UNIA
  • Universidad de Málaga
  • Pablo Olavide
  • Universidad de Jaén
  • Universidad de Córdoba
  • Universidad de Almería
  • UNED
  • Universidad de Salamanca
  • Unicaja
  • Universidad de Leon
  • Universidad de Huelva
  • Universidade do Algarve
  • Universidad de Granada
  • Universidad de Cádiz
  • Universidade de Burgos
  • uva
  • Universidad Pontificia de Salamanca

Se aplica a contratos de préstamos, donde el prestamista es un profesional dedicado a ese tipo de actividades (como son las entidades bancarias), y el prestatario, fiador o garante es una persona física, y siempre que el contrato tenga por objeto las siguientes operaciones: 

a) La concesión de préstamos con garantía hipotecaria u otro derecho real de garantía sobre un inmueble de uso residencial. 

b) La concesión de préstamos cuya finalidad sea adquirir o conservar derechos de propiedad sobre terrenos o inmuebles construidos o por construir, siempre que el prestatario, el fiador o garante sea un consumidor. 

Se excluyen del ámbito de la Ley de Crédito Inmobiliario, además obviamente de todas las operaciones en que el prestatario es una persona jurídica, una serie de operaciones, entre las que destacan las siguientes: 

  • Concedidos por un empleador a un empleado a título accesorio y sin intereses o cuya Tasa Anual Equivalente sea inferior a la del mercado, y que no se ofrezcan al público en general.

  • Concedidos sin intereses y sin ningún otro tipo de gastos, excepto los destinados a cubrir los costes directamente relacionados con la garantía del préstamo.

  • Concedidos en forma de facilidad de descubierto y que tengan que reembolsarse en el plazo de un mes.

  • Resultado de un acuerdo alcanzado ante un órgano jurisdiccional, arbitral, o en un procedimiento de conciliación o mediación.

  • Hipoteca Inversa.