Imprimir

En el desarrollo de la actividad empresarial son numerosas las necesidades financieras que se plantean, esencialmente como consecuencia de la realización de inversiones, desfases de tesorería, anticipos de ingresos, otorgamiento de garantías, cobertura de riesgos, realización de operaciones internacionales, etc. Es preciso identificar adecuadamente la naturaleza de las necesidades que surgen en cada caso, a fin de buscar el instrumento financiero más adecuado.