La inversión en renta fija no está exenta de riesgos, tales como:

  • Riesgo de crédito. 
  • Riesgo de tipo de cambio.
  • Riesgo de inflación.
  • Riesgo de liquidez.
  • Riesgo de tipo de interés.
  • Riesgo de amortización anticipada.

En el control del riesgo cobra especial relevancia la calidad crediticia asignada a la inversión. Así, existen agencias internacionales (las principales son Fitch, Moody’s y Standard & Poor’s) que valoran el riesgo relacionado con la solvencia del emisor, asignando una calificación crediticia a la emisión que puede servir de base al inversor para adoptar sus decisiones financieras.