• Comisión de gestión: derivada del cometido atribuido a la entidad gestora como administradora y ejecutora de la política de inversión.
  • Comisión de depositaría: importe destinado a compensar las labores de la entidad depositaria.
  • Comisión de suscripción y reembolso: se genera en el momento de la suscripción o reembolso de las participaciones del fondo por el inversor.
  • Comisión de conversión: dado que un fondo de inversión puede dividirse en varios subfondos, esto es, en compartimentos diferenciados con distintas políticas de inversión asociadas, cabe la posibilidad de que se produzcan movimientos de los partícipes de un subfondo a otro y, será, en estos casos, cuando se devengue la comisión por conversión.

Existen diferentes límites legales máximos al importe de estas comisiones.