Las principales medidas usadas para el cálculo de la rentabilidad son:

  • Tasa de rentabilidad o de retorno (TRE):
    TRE = Intereses recibidos / capital invertido
  • Tasa interna de rentabilidad o de retorno (TIR): indica la rentabilidad que se consigue con un proyecto de inversión. Tiene en cuenta todas las entradas y salidas de dinero durante la inversión.
  • Rentabilidad financiero-fiscal (RFF): es una medida de rentabilidad que tiene en cuenta el aspecto fiscal de la operación, deduciendo las cargas fiscales y, en su caso, añadiendo las ventajas fiscales, que una determinada inversión pueda llevar asociada.