Imprimir

La culminación del proceso de integración económica y monetaria europea, junto con la constitución del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) y del Banco Central Europeo (BCE), ha supuesto una redefinición de las funciones de los bancos centrales de los países integrantes de la zona euro, entre ellos, del Banco de España1.

Desde el 1 de enero de 1999, el Banco de España participa en el desarrollo de las siguientes funciones básicas atribuidas al SEBC:

Por su parte, como banco central nacional, la máxima autoridad bancaria española asume las siguientes funciones:

 


 1. El SEBC está integrado por el BCE y los Bancos Centrales nacionales de todos los Estados miembros de la UE independientemente de que haya adoptado o no el euro.