• uva
  • Universidade de Burgos
  • Universidade do Algarve
  • Universidad de Leon
  • UNED
  • Universidad de Córdoba
  • Pablo Olavide
  • UNIA
  • Unicaja
  • Universidad de Málaga
  • Universidad de Jaén
  • Universidad de Almería
  • Universidad de Salamanca
  • Universidad de Huelva
  • Universidad de Granada
  • Universidad de Cádiz
  • Universidad Pontificia de Salamanca

En el cálculo de la prima de cualquier seguro entran en juego, como mínimo, los siguientes elementos:

  • Probabilidad de acaecimiento del suceso objeto del seguro y mayor o menor gravedad del mismo: cuanto mayor sea la probabilidad de que el riesgo se transforme en siniestro y cuanto más graves sean sus consecuencias, más alto será el importe de la prima. Esta evaluación se fundamenta en las estadísticas, que nos dan la probabilidad teórica de la siniestralidad. Por lo tanto, la valoración de este coste se realiza "a priori", partiendo de todos aquellos estudios estadísticos que se consideren necesarios y que permitan cuantificar adecuadamente las probabilidades e intensidades de los riesgos que se desean cubrir.
  • Suma asegurada o capital asegurado.
  • Duración del seguro.
  • Tipo de interés técnico, que se utiliza para actualizar importes a un momento determinado.
  • Gastos del seguro:
    • Gastos de gestión interna: las empresas tienen gastos de administración (salarios, alquileres, ordenadores...) necesarios para mantener su actividad, por lo que no bastará cobrar la prima pura (ésta sólo cubre la parte correspondiente a los siniestros). Será necesario añadirle una cantidad adicional que permita a la aseguradora mantener su actividad. Es decir, hay que cubrir todos los costes necesarios para poder emitir las pólizas y atender siniestros, más una parte del beneficio esperado por la actividad empresarial que se desarrolla.
    • Gastos de gestión externa: los seguros requieren de un esfuerzo considerable de comercialización, para lo que es necesario formar y retribuir a un grupo de personas, tanto de la entidad como externos.
  • Tributos y recargos complementarios: la prima puede ir aumentada con una serie de conceptos, tales como impuestos, el recargo a favor del Consorcio de Compensación de Seguros o el recargo a favor de la Comisión Liquidadora de Entidades Aseguradoras.

Combinando los elementos anteriores se construye cualquier prima de seguro. Estos elementos afectarán de diferente forma en función de las características particulares de cada uno de ellos.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar