Imprimir

El criterio más importante suele ser la profesión del asegurado. No obstante, su estado de salud del mismo y la edad también resultan relevantes.