• Seguros individuales: aquéllos en los que el asegurado es una sola persona.
  • Seguros de grupo: se da cuando, en un mismo contrato de seguro, existen múltiples asegurados. Estos seguros pueden ser: nominativos (con expresa indicación de la identidad de los asegurados) o innominados (sólo se detalla el número de asegurados).
  • Seguros de convenios colectivos: suponen un complemento a las prestaciones de la Seguridad Social. Son seguros contratados por los empleadores a favor de sus trabajadores para hacer frente a las obligaciones en materia de accidentes establecidas en el convenio laboral.
  • Seguro escolar: tiene como objetivo cubrir los riesgos que puedan sufrir los alumnos durante la jornada escolar.