La valoración del riesgo y, por ende, del valor económico del bien asegurado puede medirse con base en distintos parámetros:

  • Valor convenido: es el que, de común acuerdo, pactan las partes.
  • Valor venal: precio que estaría dispuesto a pagar un adquirente por un determinado bien teniendo en cuenta su estado físico y lugar donde se encuentre.
  • Valor real: valor de mercado de un bien en el momento de ocurrir un siniestro asegurado. 
  • Valor de nuevo: valor de mercado del bien asegurado en caso de adquirirse como nuevo.