Un seguro (de riesgo) es un contrato a través del cual, a cambio del pago de una suma de dinero (prima), puede obtenerse una determinada compensación (indemnización, prestación) en el supuesto de que ocurra un acontecimiento negativo no deseado.

Así, el seguro puede considerarse como un sistema de protección de la persona y de su patrimonio frente a diversos hechos que amenazan su integridad física, su estado de salud, su situación económica o sus propiedades. 


SG-001.png