Para la percepción efectiva de dividendos será necesario:

  • En primer lugar, lógicamente, que la sociedad obtenga beneficios en el ejercicio.
  • En segundo lugar, que se cumplan los requisitos legales y estatutarios para poder repartir dividendos (tener cubiertos los niveles mínimos de reservas).
  • En tercer lugar, que los propietarios de la sociedad decidan repartir dividendos en lugar de efectuar dotaciones adicionales a las reservas.