La adquisición de deuda pública a través del mercado primario puede realizarse bien a través de una entidad financiera, del Banco de España o del Tesoro Público.

  • Para la adquisición de títulos a través del Banco de España es necesario aperturar lo que se conoce como una “cuenta directa”, que no es más que una cuenta de valores de deuda del Estado (no de efectivo). Dicha apertura se puede realizar de dos formas: (i) suscribiendo directamente deuda del Estado en el Banco de España o (ii) traspasando los saldos de las cuentas que se tengan en una entidad financiera con deuda del Estado.

La apertura de la “cuenta directa” requiere que se persone el titular en cualquier sucursal del Banco de España, con su Documento Nacional de Identidad, en el caso de personas físicas; si se trata de una persona jurídica, serán necesarios los siguientes documentos: Código de Identificación Fiscal (CIF), la escritura de constitución y la de poderes debidamente inscritas en el Registro Mercantil.

La titularidad de las “cuentas directas” puede ser individual (un solo titular) o conjunta (dos o más titulares). En caso de existir varios titulares, hay que dejar constancia en el Banco de España del régimen de disponibilidad, así como de la posibilidad de nombrar a terceras personas que ejerciten la facultad de disposición sobre los títulos. Los cargos y abonos de efectivo que se generen en la operatoria con la cuenta directa se harán en la cuenta de efectivo que el inversor disponga en una entidad financiera.

  • La adquisición de títulos de deuda pública a través de una entidad financiera requiere la apertura de una cuenta corriente en dicha entidad que permita el traspaso de los fondos necesarios para hacer efectiva la compra y el abono del principal, al efectuar la venta de los títulos, y el abono de los intereses percibidos.  La entidad financiera estará facultada para cobrar al cliente determinadas comisiones y gastos.
  • La adquisición de títulos de deuda pública en el mercado primario directamente del Tesoro Público se realiza a través de su página web, “www.tesoro.es”, donde el interesado deberá registrarse con un certificado de usuario o DNI electrónico, e informar de una cuenta en una entidad financiera para el abono de los cupones y del principal. El Tesoro a su vez aperturará una “cuenta directa” para la anotación del depósito de títulos. Una vez realizado este proceso se continúa con una petición para acudir a las subastas que se vayan a realizar, normalmente una semana antes de su celebración. Posteriormente, hay que realizar una transferencia en función del importe que se desee invertir (el Tesoro solicitará una cantidad mayor a la esperada para la subasta) a una cuenta del Banco de España a favor del Tesoro Público. Tras la subasta, el Tesoro abonará la diferencia entre el importe de la transferencia y el importe adjudicado.