Imprimir

El mercado secundario de Deuda Pública se divide en dos segmentos:

Los inversores particulares pueden realizar operaciones de compra o venta en este último mercado a través de intermediarios financieros de los mercados de valores.

En el mercado secundario, todos los valores emitidos por el Tesoro se pueden enajenar sin necesidad de esperar a la fecha de vencimiento; solo hay que transmitir la orden de venta al mercado de valores, a la entidad financiera en la que se adquirieron o al Tesoro Público, en el caso en que los valores se encuentren en él depositados.

Las operaciones del mercado pueden clasificarse en: