Imprimir

Hay algunas informaciones que son básicas para elaborar cualquier presupuesto:

Identificar las partidas de ingresos y de gastos.

Una vez concretada la anterior información, es oportuno trasladarla a una plantilla o una hoja de cálculo con divisiones mensuales para poder controlar la secuencia de los cobros y los pagos. De esta manera se logra una verdadera gestión de tesorería, que evita las sorpresas por desfases no previstos y, asimismo, posibilita tratar de rentabilizar algunos recursos que estén disponibles transitoriamente.

 

Captura de pantalla 2018 12 13 a las 18.31.08