La restricción presupuestaria es la cantidad de dinero disponible para gastar en un momento determinado. Está condicionada, por tanto, por el montante de los ingresos disponibles para gastar. A la hora de determinar la restricción presupuestaria hemos de tener en cuenta que la mayoría de los ingresos estarán sometidos a la obligación de tributación en el IRPF.