Imprimir

Todo presupuesto es, en definitiva, un juego de entradas y de salidas, de ingresos y de gastos. Por tanto, es fundamental saber con qué ingresos contamos para el ejercicio y qué gastos tenemos que atender.