Es un mercado de renta fija no oficial, donde normalmente compañías de mediana capitalización no cotizadas emiten títulos de renta fija para financiar sus actividades. La principal ventaja que proporciona este mercado a los emisores es que los requisitos de acceso al mismo no son tan rigurosos como los requisitos de acceso a un mercado oficial, como puede ser AIAF.

Por otro lado, este mercado también otorga ventajas a los inversores, ya que les permite diversificar sus carteras accediendo a títulos emitidos por compañías con buenas perspectivas de negocio.