Imprimir

En caso de que circunstancias excepcionales adversas hagan imposible la valoración o venta a valor razonable de los instrumentos de una institución de inversión colectiva (IIC), y siempre y cuando dichos activos representen más del 5% del patrimonio de la misma, la legislación española permite a esta institución de inversión colectiva escindirse en una nueva o en distintos departamentos, conocidos internacionalmente como side pockets (todo ello previa comunicación a la CNMV). La nueva IIC o los compartimentos creados para el traspaso de los instrumentos afectados negativamente (“compartimentos de propósito especial”) quedarán sometidos a un régimen especial de valoración, liquidez, suscripciones y reembolsos, entre otras cuestiones, que permitan su liquidación ordenada, sin obstaculizar el normal funcionamiento de la IIC de la que derivan, la cual mantendrá los activos no afectados por tal circunstancia adversa.