Una tasación es una valoración de un inmueble efectuada por un profesional con arreglo a las normas de valoración.

La disposición de una tasación actualizada es un requisito esencial para la concesión de un préstamo hipotecario.

Los préstamos hipotecarios tienen como garantía un bien inmueble. Para ello es necesario conocer el valor de ese bien, por lo que las sociedades de tasación realizan un informe certificando el valor que presenta ese bien inmueble a efectos de constituir una hipoteca sobre él. Los valores de tasación suelen determinarse a partir del valor de mercado (importe neto que razonablemente podría esperar recibir un vendedor por la venta de una propiedad en la fecha de la valoración) o del valor de coste de reposición del bien.