Las prestaciones de los planes de pensiones las perciben los beneficiarios:

  • En caso de jubilación o de invalidez, el beneficiario será el propio partícipe.
  • En caso de fallecimiento de éste, lo serán el cónyuge, hijos, otras personas designadas o los herederos legales.