Al conjunto de planes de pensiones de un mismo titular, incluyendo cualquier modalidad (empleo, asociado e individual), se puede aportar hasta 8.000 euros anuales. Este límite incluye las aportaciones de la empresa a favor del partícipe en caso de un plan de empleo.

Existe un régimen especial de aportaciones a favor de personas con discapacidad, de forma que tanto la propia persona con discapacidad como sus parientes, hasta determinado grado, pueden aportar superando estos límites.

No hay que confundir el límite de aportación con el límite de reducción fiscal previsto en el IRPF.