Una banda magnética es un dispositivo donde se almacena cierta cantidad de información mediante una codificación determinada para poder operar con la misma. La banda magnética es leída al pasarla o introducirla en un dispositivo de lectura.

En aplicaciones de tarjetas usadas para las transacciones financieras, la información contenida en la banda magnética se organiza en diferentes pistas. El formato y la estructura de datos de estas pistas están regulados por los estándares internacionales.