• El «librador»: persona que emite la letra de cambio y, por tanto, que ordena la realización del pago.
  • El «librado»: es la persona que ha de pagar la letra de cambio. Cuando el librado acepta la letra se le denomina “aceptante”.
  • El «beneficiario» (también llamado «tomador» o «tenedor» de la letra de cambio): persona a quien se ha de hacer el pago o a cuya orden se ha de efectuar. El tomador es un elemento esencial de la letra de cambio, en la medida en que su inexistencia determina que el documento no pueda ser considerado una «letra de cambio».