El tenedor legítimo de una letra de cambio podrá reclamar, a la persona contra la que ejercite su acción, los siguientes conceptos:

  • El importe de la letra de cambio no aceptada o no pagada.
  • Los intereses de dicha cantidad, devengados desde el día de vencimiento de la letra y calculados al tipo de interés legal del dinero aumentado en dos puntos porcentuales.
  • Los gastos, incluidos los del protesto y las comunicaciones.