En tales casos, el tenedor de la letra de cambio podrá acudir al juez para evitar cobros ilegítimos por terceros.