Imprimir

Cualquier persona física o jurídica con capacidad legal para obligarse, que haya llegado a un acuerdo con una entidad financiera a tales efectos. En este sentido, el librador dispondrá de una cuenta bancaria abierta en la entidad financiera, habiendo esta última entregado a su cliente el correspondiente talonario de cheques que le permitirá proceder a usar los mismos como medio de pago.