1. La denominación de «cheque» inscrita en el propio documento.

2. La suma de dinero que se ha de pagar (en euros o moneda extranjera admitida a cotización oficial), expresada tanto en número como en letra (si hay contradicción entre el importe indicado en número y el indicado en letra, prevalecerá el indicado en letra; con cantidades distintas, ya sea en letra o en número, prevalecerá la de menor cantidad).

3. El nombre del obligado al pago, que necesariamente deberá ser un banco o entidad de depósito en la que el librador tenga fondos.

4. El lugar de pago, donde es pagadero.

5. La fecha y lugar de emisión del cheque.

6. La firma de quien expide el cheque (librador).

En la práctica, los cheques emitidos suelen tener un formato general similar al siguiente:

mp-05.png