La norma de referencia es la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, que derogó la anterior normativa, que databa de 1995.