El ROE (“Return on Equity”) o rentabilidad financiera es un indicador que mide el rendimiento del capital. Concretamente, mide la rentabilidad obtenida por la empresa sobre sus fondos propios.

Su fórmula es la siguiente:

ROE = Beneficio neto/Fondos propios medios.

Ejemplo: La sociedad ATX, S.A. tiene unos fondos propios medios de 500.000 € y obtiene un beneficio neto de 100.000 €; por tanto, su ROE será:

ROE = 100.000/500.000 = 20%

En el siguiente año, el beneficio aumenta hasta 140.000 €, pero los fondos propios medios, tras una ampliación de capital realizada, se elevan ahora a 1.000.000 €.

El valor del ROE es el siguiente:

ROE = 140.000/1.000.000 = 14%