Es un fenómeno económico que produce un aumento continuado del nivel general de precios de una economía. La variación de los precios de una economía puede calcularse para el conjunto de los bienes y servicios que integran el PIB, para los productos industriales, para la construcción, para los bienes de equipo, para los bienes y servicios que consumen las familias, etc.

La medición de la variación de los precios que afectan al consumo de las familias se realiza mediante el Índice de Precios de Consumo (IPC).

El IPC es una medida estadística de la evolución de los precios de una cesta de consumo representativa de la población residente en viviendas familiares en España, referenciada a un periodo base, que es aquel en el que el índice de precios adopta el valor 100.

La cesta de consumo representativa se determina atendiendo al peso relativo de cada uno de los grupos de bienes y servicios en el gasto total de acuerdo con la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares.

Determinados los pesos relativos de cada uno de los grupos, se procede a la toma del precio correspondiente a 491 artículos en 33.345 establecimientos (hipermercados, supermercados y tiendas especializadas en función del artículo) de 177 localidades (52 capitales de provincia, más 125 municipios, cuya población represente al menos el 30% del total de la provincia).

Ejemplo:

 

images/edufinet/indicadores/i-002.png