Tipo de interés nominal

El tipo de interés nominal es el tanto por ciento que expresa el coste total del dinero en una operación de préstamo o la rentabilidad total en una operación de ahorro o inversión. Refleja el tipo con el que se contratan las operaciones. El tipo de interés nominal consta de dos componentes: el tipo de interés real y la tasa de inflación.

Tipo de interés real

El tipo de interés real es la diferencia entre el tipo de interés nominal y la inflación. Permite calcular el coste real de un préstamo o la rentabilidad real de un depósito, ya que el efecto de la inflación hay que descontarlo de la ganancia/pago en intereses. El tipo de interés real se obtiene restando la tasa de inflación del tipo de interés nominal. Es decir, una parte de los intereses que se pagan por un préstamo o se reciben por un depósito va destinada a compensar la pérdida de poder adquisitivo del capital y, por tanto, no constituye realmente un coste ni un rendimiento.

Ejemplo: Si se depositan en un banco 100 euros a plazo fijo durante un periodo de 12 meses y se reciben 10 euros de intereses por ese dinero al final del periodo pactado, el saldo será de 110 euros. Si ese fuera el caso, el tipo de interés nominal ascendería al 10% anual. Si la inflación ese año ha sido del 10%, los 110 euros que hay en la cuenta al final del año tienen exactamente el mismo poder adquisitivo que los 100 euros del año anterior; en este caso, el tipo de interés real sería cero.