De modo paralelo a lo que sucede respecto al IVA, actualmente, la mayor parte de las operaciones financieras y de seguro están exentas de tributación en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.