La gestión del ITP-AJD se realiza, al igual que ocurre en el caso de otros impuestos, mediante la declaración del contribuyente y la liquidación de la cuota que se deriva de dicha declaración.