El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) es un impuesto directo, personal, instantáneo y progresivo, que grava los incrementos patrimoniales obtenidos a título lucrativo (es decir, gratuito) por las personas físicas. Este acto lucrativo puede ser mortis causa (sucesión) o ínter vivos (donación).

Constituye el hecho imponible del ISD:

  • La adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio.
  • La adquisición de bienes y derechos por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito ínter vivos.
  • La percepción de cantidades por los beneficiarios de seguros de vida (cuando el contratante sea distinto del beneficiario).