Imprimir

Las sociedades deberán calcular su base imponible a partir del resultado contable, realizando, en su caso, algunas correcciones requeridas por la normativa fiscal. Por tanto, en este impuesto no habría de realizarse una separación de las rentas, en función del origen, puesto que todas estarán sometidas al mismo tipo impositivo.