En la actualidad, la declaración-liquidación que deben presentar todos aquellos obligados, según los criterios expuestos, se realiza entre los meses de abril y junio, respecto de las rentas del año precedente. Durante los últimos años la Administración tributaria ofrece la posibilidad de confirmar un borrador de declaración –elaborado a partir de información en poder de la Administración- a través de Renta WEB.