Imprimir

El legislador contempla unos mínimos personales y familiares exentos de tributación en el IRPF por entender que dichas cantidades son necesarias para que el contribuyente cubra sus necesidades básicas, así como las de los descendientes y ascendientes que se encuentren a su cargo.

Dichos mínimos personales y familiares son los siguientes:

Además de las exenciones anteriores, existe la «deducción por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo», por la que los contribuyentes que realicen una actividad por cuenta propia o ajena por la cual estén dados de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad podrán minorar la cuota diferencial del impuesto en las siguientes deducciones:

Esta deducción se calculará proporcionalmente a los meses en que se cumplan los requisitos indicados anteriormente y tendrá como límite el importe íntegro de las cotizaciones y las cuotas devengadas a la Seguridad Social en el ejercicio.