Los motivos o situaciones que dan lugar a ejecutar la garantía de depósitos son fundamentalmente los siguientes:

  • Declaración de concurso de acreedores de la entidad.
  • Impago de los depósitos vencidos y exigibles, con declaración por el Banco de España de que la situación financiera de la entidad imposibilita restituirlos en un futuro inmediato.