Con carácter previo a la publicación del Real Decreto-ley 16/2011, el sistema español de garantía de depósitos estaba compuesto por tres Fondos de Garantía de Depósitos (FGD):

  • Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios.
  • Fondo de Garantía de Depósitos en Cajas de Ahorros.
  • Fondo de Garantía de Depósitos en Cooperativas de Crédito.

Actualmente estos tres fondos se han liquidado, integrándose sus patrimonios en uno único, el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito, subrogándose este último en todos los derechos y obligaciones de aquellos.  

Asimismo, este fondo adquiere personalidad jurídica propia, actuando en régimen de derecho privado, lo cual garantiza su independencia.