Garantizar los depósitos constituidos en las entidades de depósito.