El CER es un dato que indica el coste de un préstamo teniendo en cuenta exclusivamente el plazo pendiente hasta su vencimiento e incluyendo los costes que resten por pagar considerando que la operación sigue su curso normal. De esta manera, una vez que se disponga del préstamo, la TAE es sustituida por el CER, ya que este indicador cuenta únicamente con los pagos que hay que realizar hasta el vencimiento.