Evidentemente, para poder llevar a cabo algún proyecto de gasto, ya sea de inversión o de consumo, es preciso contar con los recursos dinerarios necesarios. Hay ocasiones en las que, bien por la magnitud del gasto (compra de una vivienda, de un vehículo...) o bien porque, en el momento del pago, carecemos de liquidez suficiente, necesitamos que alguien nos ceda recursos para poder hacer frente a nuestros compromisos de pago. A continuación se muestra un esquema que ilustra por qué surge la necesidad de endeudarse:

pt-01.png